Inicio > Blog > Que NO hacer a la hora de ligar: Una guía brutalmente honesta

Que NO hacer a la hora de ligar: Una guía brutalmente honesta

Sí, sabemos que te mueres de ganas por encontrar a tu media naranja (o en su defecto, alguien con quien satisfacer tus necesidades “más básicas”). Pero antes de pasar a la acción, es necesario que te acerques a tu presa y convencerla de porque debe darte una oportunidad ¿no lo crees? Desafortunadamente, para muchos ligar no es algo sencillo y terminan cometiendo errores que además de alejar a la persona contraria, los hacen quedar mal. Demasiado mal. Por eso, acompañanos a aprender que es lo que no debes hacer cuando trates de ligar con alguien, aumentando tus probabilidades de dejarle impresionado y de paso, no perder tu dignidad en el proceso.

no hacer

Cuida de tu lenguaje corporal y tu aspecto

Honestamente, olvídate de ese dicho que dice que “lo importante es el interior”. Aquí la cosa es muy simple. Si te vas a ligar a alguien, primero le tienes que atraer con tu apariencia y mucha seguridad. De modo que ponte tus mejores ropas, algo moderno y que te quede muy bien. Arregláte el pelo, cuida de tu higiene al máximo y en general, procura pulirte todo lo que puedas para salir a conquistar a alguien. Recuerda que tener tu “estilo personal”, no significa que vas a andar fachoso.

Pon mucha atención a los gestos que haces, porque el cuerpo puede decir más de nosotros de lo que piensas. Evite encogerte de hombros con demasiado frecuencia, jugar demasiado con tus manos o forzar una risa. Ármate de valor y luce muy confiado de ti mismo, sin llegar a la prepotencia. Si tienes suerte, ya habrá tiempo para que la otra persona se de cuenta de los bellos sentimientos y traumas emocionales que guardas en tu interior.

No te rías de tus propios chistes

A decir verdad, un chiste es el último recurso al que deberías recurrir para llenar esos silencios incomódos que a veces llegan en medio de una plática con alguien que no conoces. Lo ideal es tener siempre un tema interesante de conversación. Ahora bien, contar un chiste y reírte tú mismo de él, solo porque tu acompañante no lo hizo es de lo peor que puedes hacer en una cita. Denota inseguridad o nerviosismo. Y en el mejor de los casos, tu conquista pensará que tienes serios problemas de adaptación. Mejor relájate y antes de acudir a un encuentro, trata de pensar en cosas de las que hablar para que el mismo no se torne aburrido.

Un poco de cultura no le viene mal a nadie. Hablále sobre la música o las películas que te gustan y preguntále sobre lo que le interesa. Cuando encuentres cosas en común, las palabras van fluir por sí solas.

No hables demasiado rápido, ni demasiado fuerte

Algunas personas suelen hacer esto cuando se ponen nerviosas al estar conversando. Si a ti te pasa, lo primero que deberías hacer es relajarte y recordar que se trata solamente de una cita, y no de algo de vida o muerte. La persona que está contigo podría sentirse igual que tú o bien, simplemente espera que platiquen como lo harías con cualquier otro sujeto. No hay necesidad para la aparición de los nervios.

Además, moderando el volumen de tu voz y la rápidez con la que hablas puedes hacerle ver a tu ligue que eres alguien con mucha seguridad en sí mismo, algo que sí o sí le va a atraer de ti.

No conviertas la plática en un interrogatorio

Esta bien que quieras conocer a tu conquista, pero hay formas mucho más originales de llevar la conversación que disparando una tras otra preguntas del estilo: ¿estudias o trabajas?, ¿qué pasatiempos tienes?, ¿cuántos hermanos tienes?, etc. ¡Qué aburrido! Tú puedes hacer algo mejor que eso. Trata de ser casual y aprovechar sus respuestas para hacer de la plática, algo más que un simple interrogatorio.

“Ah, ¡con que te gusta la música electrónica! A mí también, de hecho hace semanas escuchaba un grupo muy bueno…” ¿se entiende? Usa un poco tu imaginación y vas a quedar como alguien interesante y de fácil conversación.

Fuera seriedad

Esto no se trata de que te conviertas en un muñeco de plástico que sonríe todo el tiempo. Pero a nadie le gusta llegar a su cita y encontrarse con alguien que tiene cara de estar fastidiado o bien, podría ser un matón. Tienes que mostrarte afable y sonreír de manera confiada y auténtica. Hazlo cuando le veas llegar y mientras se encuentren hablando, no tengas miedo de reír o dejar escapar una sonrisa, si te nace hacerlo de verdad.

Recuerda que la simpatía y al carisma, son un imán para ambos sexos.

Ten calma, no vayas demasiado rápido

Y va para hombres y mujeres (sí, ellas también pueden convertirse en unas irrespetuosas de lo peor). Tal vez no hayas estado con alguien en meses pero tienes que tranquilizarte, porque no hay nada peor que quedar como un urgidazo ante la otra parte. Esta es una equivocación imperdonable que probablemente, te reste muchos puntos si estás con alguien que vale la pena.

Hombres: No las toqueteen a la primera. Sean seductores, halagénlas un poco e insinuén que disfrutan de la compañía. Pero en serio, sean caballerosos.

Mujeres: Tienen que darse a respetar, porque ningún chico que realmente les convenga las va a apreciar si se comportan como unas fáciles.

Y tú, ¿conoces algunas otras cosas que no se deban hacer para ligar?

Sobre Eveday

Te podria interesar

Psicologo en linea Gratis Mexico Chat

Estas buscando algun chat de psicologos en linea?  Un Lugar donde puedas sacar problemas o …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *